Smiley face

Páginas

viernes, 4 de diciembre de 2009

Fin de Año, buen motivo para viajar



Año nuevo del milenio, entrañable e inolvidable

Evoco un viaje en especial. Aquel que hicimos con un grupo entrañable para recibir el emblemático año 2000.

Nos preparamos con singular expectativa pues la fecha lo ameritaba. Nos acompañaron en ese viaje por el sur chico hasta Pampa Galeras, los infaltables Pablito, Lourdes Rojas, Bertha, José, Lizbeth, Elmer, los esposos Barreda, Oscar y su esposa, Sarita, Dorita, ademas de otros viajeros, Como anfitriones del viaje, estaban:Chemita, Pepino, Luis Felipe, Richar y Lourdes. Piloteando la Rosa de Mitsubishi como siempre el señor Domingo y su hijo Rubén como copiloto.

Nuestra primera parada fue en Paracas y acampamos en el Chaco. Meses atrás había muerto trágicamente el empresario minero Andrés Marsano, benefactor de la gente de bajos recursos de Paracas. Ese año como todos los años, el señor Marsano había pagado por adelantado la celebración de Año Nuevo sin embargo ese año no se celebró en Paracas. La gente lloró la trágica partida.
La noche del 31 compartimos una cena con María (QEPD) del restaurante “My Friend” y recibimos el año 2000, bañándonos en las aguas de la bahía.


Entre todos los viajeros nos deseamos un feliz año y la mayoría bailó y cantó al son de las canciones de moda.
Al día siguiente, desayunamos en Pisco y de ahí enrumbamos a la Reserva de Pampa Galeras en donde a más de 4 mil metros de altura, acompañados a la distancia por gráciles vicuñas, celebramos un “pago a la tierra”, construyendo cada quien con piedras del lugar, casitas tan altas como era posible.

Compartimos regalos con los hijos de los trabajadores de la reserva (ofrecimiento que realizamos desde que iniciamos esta aventura, a los niños de cada lugar visitado) y luego degustamos un sabroso almuerzo. Al concluir éste, volvimos a enrumbar hacia la Panamericana y de ahí, de regreso a Lima. Fue una experiencia inolvidable.


Al regresar, quisimos abrir una botella de champagna que aún quedaba; pero era tanta la presión acumulada, por la altura, que el corcho salió disparado y casi la totalidad del líquido mojó a todos los que estaban cerca. A no dudar fue una buena señal.
Hoy, 10 años después, seguimos en esta linda actividad del turismo. Aún tenemos contacto con muchos de los viajeros de aquellos años y como es nuestro lema: los viajeros de ayer, hoy son nuestros amigos.


Este 2010 ya ad portas de llegar nos brinda muchas opciones para viajar. Las carreteras están mejor y hay mayor oferta hotelera y de servicios conexos.
Destinos los hay en variedad: Puno y su nueva oferta vivencial; la Cordillera Blanca nos sigue ofreciendo retadores treks; Loreto nos ofrece más y mejores lodges; el sur tiene mejores hoteles tanto en Paracas, Ica y Nasca: Arequipa sigue siendo la hermosa Ciudad Blanca y el Valle del Colca nos sigue deslumbrando con su pueblitos; Cusco y Machu Picchu siguen siendo las joyas del Perú, el norte chico cada día deja de ser chico para ofrecernos destinos ecoturísticos sin par y la ciudad más antigua de América, Caral y un sin número de destinos para todos los gustos y bolsillos.


Ahora solo queda planificar un viaje para recibir este nuevo año, de forma diferente, en contacto con la naturaleza, visitando interesantes lugares y lo mejor conociendo nuevas amistades y disfrutando de inolvidables experiencias al aire libre...A viajar se ha dicho¡¡¡ y bienvenidos a esta fascinante aventura...

Desde de este lugar de la mágica bruma.
Sus amigos y amigas de
ECOAVENTURA VIDA
http://www.ecoaventuravida.com/


1 comentario:

Anónimo dijo...

Holas, aqui por casualidad llegue a vuestro blog...muy buenos artículos y excelente recuerdo del famoso año nuevo del milenio...muchos los vivimos como añgo único..haber si me uno a Uds. para los proximos viajes, suerte y espero seguir leyendoles el proximo año, que sea bueno para todos.
Arnaldo Gomez