Smiley face

Páginas

lunes, 19 de junio de 2017

VIAJANDO EN BUS POR LIMA

Movilizarse en Lima es un gran problema, sobre todo en las llamadas “horas punta”, sin embargo ya hay algunos avances y alternativas para poder viajar con comodidad y seguridad.
Para aquellos que deseen saber cómo llegar a algunos puntos de la ciudad les damos varias posibilidades tomando como punto de partida básico el paradero final de la avenida Brasil en Magdalena del Mar a cien metros del cruce las avenidas Brasil con Ejército.

A continuación, algunas rutas recomendadas:

Si desean ir al Callao o La Punta la mejor alternativa es tomas los buses de la línea 18 (azules) en el paradero ade la Avenida del Ejército, bajarse en la Avenida La Marina con Escardó y de ahí tomar una coaster que vaya hasta La Punta. Si va al Callao (Plaza Grau) bajar en ese paradero o seguir hasta la Plaza de Armas de La Punta. La línea 18 es la mejor alternativa para ir al Aeropuerto (paradero Aduana); tomar el bus en el paradero del cruce de la avenida del Ejército con la avenida Brasil.

Si desea ir al Centro Histórico de Lima, la mejor alternativa es tomar la línea C (buses morados) que van por la Avenida del Ejército hasta la Avenida Salaverry hasta 28 de Julio y de ahí va camino a la Avenida Abancay. Bajarse en el paradero de jirón Ucayali.
Si su destino es Barranco estando en Magdalena tome los buses que van por la Avenida del Ejército (la mejor alternativa es la Línea 10E) y baje en el cruce con la avenida Salaverry y de ahí tome los buses de la línea T (morados) en el paradero del cruce Ejército con Salaverry. Estos buses van hasta Chorrillos y si su destino es el centro de Barranco, baje en el paradero de la Plaza de Armas.

Si su destino es el centro de Miraflores, hay varias alternativas siendo las dos más recomendables la línea 10E (morados) o la 18 (azules), bajando en el llamado Ovalo de Miraflores. Otra alternativa es tomar los buses  de la línea CR71 (rojos) que van por Miraflores yendo por toda la Avenida Angamos cruzando la Avenida Arequipa y la Vía Expresa.

Si desean ir al distrito de San Borja, una alternativa son los buses de la Línea 91 (celestes). Los que tienen una franja roja van por la Avenida Angamos hasta el Hospital Neoplásicas y de ahí doblan a la izquierda con rumbo a la Avenida Javier Prado o los que tienen una franja blanca, van hasta el mencionado hospital doblan a la derecha con rumbo al Ovalo de Higuereta. En el regreso ambas líneas van por la Avenida Brasil hasta el Paseo Colón, los que tienen la franja roja van por la Vía Expresa Grau y los que tienen la franja blanca van por la Avenida Abancay. Si deseara ir al Centro, bajarse en el paradero del Jirón Ancash, de ahí cruza la avenida Abancay y siguiendo el jirón Ancash, a 200 metros, encontrará el Convento de San Francisco.

Si estuviera en el Centro Histórico y desea ir a Miraflores o Barranco o viceversa, la mejor alternativa es tomar el Metropolitano (se requiere tener la tarjeta recargable, el pasaje es 2.50 soles tarifa única). Los paraderos donde deben bajarse son Ricardo Palma y Bulevar respectivamente. En caso vaya hacia el Centro, los paraderos recomendables para bajarse son Colmena o Jirón de la Unión. Pero si desean ir por la Avenida Arequipa, la alternativa es el Corredor Azul (pasaje a 1.70) que cuenta con paraderos  a lo largo de la ruta. Si toma el bus en Miraflores puede tomarlo en cualquiera de los paraderos de la Avenida Larco y bajarse en el paradero de Jirón Ica o viceversa para regresar. Esta ruta se puede complementar con la nueva Ruta Morada que viene desde San Juan de Lurigancho, pasando por el Rímac, la avenida Tacna y 28 de Julio, que será unida próximamente con la Avenida Brasil.

Otra ruta importante es la que cruza desde Villa El Salvador hasta la avenida Brasil, pasando por la Avenida Benavides, Larco, Pardo y del Ejército, desde toma la mencionada avenida Brasil hasta la avenida Alfonso Ugarte, siendo el paradero más cercano para llegar al Centro Histórico, el paradero "Quilca". Esta ruta hágala con la Línea 10E (buses morados). 

Si su destino fuera el Jockey Plaza, estando en Magdalena, tomar una coaster o la Línea 12 (amarillos) en la Avenida Sucre y bajarse en la Avenida La Marina y ahí tomar los buses 201 o 209 rumbo al este y bajarse en el paradero Jockey Plaza y para el regreso, viceversa.
En caso deseara ir, a Pueblo Libre, estando en Miraflores tomar la Línea 18 y bajarse en el primer paradero de la Avenida Sucre (cruce con jirón Salaverry) y tomar las coasters de la Línea A o C (con franjas rojas, blancas o azules)  o en todo caso, la Línea 12 que van hasta el cruce con la Avenida Bolívar. Si deseara ir al Museo Larco puede bajar en ese punto y caminar (600 metros aproximadamente) o tomar los buses que van por la Avenida Bolívar (rumbo a la Universidad Católica) hasta el paradero del Museo.


El Sistema de Transporte en Lima es un poco enredado y requiere conocer bien qué buses tomar y en dirección. Pregunte en los paraderos si tuviera alguna duda y si es posible, reconfirme lo que le indican. Con un poco de experiencia, ustedes se convertirán en unos expertos en viajar por Lima.

miércoles, 14 de junio de 2017

¡SALUD CON UNA CERVECITA!

Cuando buscamos pasar un rato de amena charla con las amistades nos viene a la mente, no siempre, tomarnos unas cervezas con ellas, pero claro está que esto no sea el fin sino un medio adicional para pasar buenos momentos.
La cerveza es una bebida hecha con cebada, levadura, maltas, lúpulo y agua siendo sus orígenes en las lejanas civilizaciones elamitas, egipcias y sumerias allá por los 4000 años a.C. A las cervezas tradicionales hoy se suman las llamadas cervezas artesanales de producción limitada y de variados tipos y sabores.  A una virtual concentración de la producción en una gran empresa como Backus hoy se suman diversos emprendimientos a lo largo del país como las cerveceras artesanales Barbarian, Cumbres, Nuevo Mundo, Barranco Beer Company, Sierra Andina y otras menos conocidas.

La aparición de estas cervezas artesanales ha refrescado el mercado y han dado la posibilidad de que el consumidor tenga un amplio espectro de sabores adicionales a la tradicional cerveza tipo pilsener o las variantes introducidas por la Cusqueña como son las hechas con trigo, la red lager y la de quinua, que se acerca más a las llamadas artesanales.

No hace mucho vi una nota escrita sobre en qué lugares tomar las llamadas cervezas artesanales y en mi caso quiero más bien generalizar el tema y hacer un breve recuento sobre dónde ir a tomar una buena cerveza –no solo artesanal- en Lima.
En primer lugar queremos decir que sitios hay cientos desde una “chinganita” hasta sitios más sofisticados. No todos nos aseguran confort y un lugar que nos acoja.
En este caso citaré algunos que a nuestra opinión son dignos de ser recomendados. El primero que citaré es el MUNICH en el Centro de Lima (Jirón de la Unión 1044, sótano) con su típico piano, sus salchipapas mixtas y sus cervezas “al polo”. Imperdible para los amantes del Centro Histórico.
Un segundo lugar, más tipo taberna muniquesa, es el RINCON CERVECERO (Jirón de la Unión 1045 A) y su vecino ESTADIO (bar temático) donde podrán disfrutar de buenos piqueos y la cerveza servida en diferentes presentaciones como la espectacular “yarda”. Otro lugar donde podrán consumir una cerveza con un buen sándwich de jamón o platos criollos es el QUEIROLO (esquina Quilca y Camaná).
Para los amantes de las cervezas artesanales, no dejen de ir al nuevo local de MI TERCER LUGAR (Carabaya 612) que se ha mudado de local a uno más amplio y que ofrece una gran variedad de tipos de cerveza.

Entre otros lugares donde consumir cervezas artesanales   debemos citar a un local precursor en ello, el CAÑAS Y TAPAS (Borgoño  149, Miraflores). Otros dos lugares en Miraflores que expenden marcas propias son el BARBARIAN (Manuel Bonilla 108) y el NUEVO MUNDO (Larco 421). Además no dejen de ir al AVILA RESTOBAR (Manuel Bonilla 103) con más de 130 tipos de cervezas y para un ambiente estilo alemán no deje de ir al TREFF (Benavides 571).
En San Isidro, citaremos al tradicional SUPERBA (Petit Thouars 2884) que hoy se ha transformado en un bar de cervezas artesanales aparte de vinos y las cervezas tradicionales, la BOTICA TABERNA (Petit Thouars 3910) y sus buenos piqueos criollos y BARRIO (Las Begonias 419).
Ya yendo a Barranco, dos lugares típicos para tomar una cerveza son JUANITO (Grau  270) y el LA BODEGA PISELLI (28 de Julio 297). Además de ellos podemos citar al BARRANCO BEER COMPANY (Grau 308) que vende cervezas artesanales de producción propia.
Además de los locales citados no olvidemos a los ubicados en Pueblo Libre como la ANTIGUA TABERNA QUEIROLO (San Martín 1090) y el BOLIVARIANO (Calle Rosa Toledo 291); aunque sin ser locales que podemos considerar cerveceros pues su fuerte es las bebidas en base de pisco. Y para cervezas artesanales de producción propia, el HOPS (Manuel Vivanco 785).
Otro lugar muy cerca, en el vecino distrito de Magdalena del Mar,  es el MEZZANINE (San Martín 484) que pronto inaugurará su bar y que actualmente tiene su carta de cervezas artesanales.

La presente no pretende convertirse en una agenda de bares ni menos los citamos por alguna conveniencia, sino lo hacemos en la idea de sugerir algunos lugares donde se pueden sentir bien y disfrutar un buen momento.


Recuerde que hay que tomar con moderación y si maneja, no tome…y si toma, no maneje.

martes, 6 de junio de 2017

MACHU PICCHU: DESTINO IMPERDIBLE


Ayer lunes leí en The New York Times International Weekly, que publica el diario Correo, una nota sobre cómo disfrutar mejor de la visita a la Ciudadela de Machu Picchu escrita por Lucas Peterson.
Un artículo con datos interesantes y útiles para aquellos que por primera vez visitan una de las Maravillas del Mundo. Peterson dice que haber visitado Machu Picchu valió la pena pero se requiere que se planee el viaje.
Muy acertado lo que dice este periodista. Todo lo planeado, no solo visitar Machu Picchu, sale mejor y se disfruta más. No lo dice directamente pero lo insinúa sin temor. Machu Picchu es un destino caro; pero cada dólar que se paga, vale la pena.

Hemos visitado Machu Picchu varias veces y cada vez que hemos estado en ese maravilloso lugar hemos experimentado diferentes sensaciones. Es un lugar que te atrapa por su magnetismo y su sin par misterio, desde las múltiples teorías de por qué se construyó  y de dónde llegaron las piedras con las que se construyeron los muros, por citar dos puntos.

A partir del 1 de julio del presente año habrá dos horarios de ingreso a la ciudadela. Uno que podrá empezar entre las 6 a las 12.00 horas y de las 12.30 las 17.50 horas; pero si desea permanecer  todo el día en la ciudadela tendrá que pagar doble boleto de ingreso.
Peterson da algunos tips para comprar el boleto que incluye la subida al Huayna Picchu pero no hace hincapié que si bien es una subida algo difícil si uno no está en forma física, el panorama desde la cima de esta montaña es inigualable. Ustedes se sentirán como si fueran cóndores andinos que han conquistado el cielo. Recuerde que si desea subir a la montaña, debe asegurarse que está comprando el boleto indicado. La subida tiene una hora específica de inicio, tal como lo dice Peterson, y solo está permitido el ingreso de 400 personas al día.

Para aquellos que no desean, no tienen el tiempo (dura 4 días) o no pueden caminar la excursión llamada Inka Trail o Camino Inca (nombre que se le da a la ruta aunque tomando el nombre de la cadena de caminos construidos a lo largo del antiguo Imperio Incaico), se tiene una alternativa para caminar un tramo, en sentido inverso, desde la ciudadela hasta el llamado Inti Punku o Puerta del Sol. Desde ahí podrá ver la ciudadela y gran parte del entorno a la par de experimentar un maravilloso recorrido sin que este sea demasiado duro. Sugerimos hacer este tramo si realiza su visita en la época seca (junio-setiembre).

Si desea experimentar un viaje diferente, tome su tiempo. Sugerimos visitar el Valle Sagrado y quedarse en Ollanta, pernoctar en este pueblo que aún tiene muros y construcciones incas y partir al día siguiente en el primer tren desde este punto. Otra recomendación apunta a permanecer al menos un día en el pueblo de Aguas Calientes. Si su presupuesto se lo permite pernocte en un hotel mínimo de cuatro estrellas, como por ejemplo  el MAPI de Inkaterra, que le brinda una cena gourmet y un excelente desayuno buffet, incluidos en la tarifa.
No deje de ir a los baños termales  y tampoco deje de ir al Mercado Local donde expenden muy buenos jugos, con total garantía.
Para regresar, aproveche hasta los últimos minutos en Aguas Calientes. Salga en el tren de finales de la tarde y asegúrese de ir hasta Poroy y contrate un auto privado que lo traslade hasta su hotel en Cusco.

Recuerde que para estos dos o tres días que dure este paseo deberá llevar solo una mochila chica con lo indispensable, entre lo cual no olvide de llevar protector solar, repelente, lentes para sol, un buen sombrero, un bastón para caminantes, documentos personales originales (pasaporte si no es peruano), agua para subir a la ciudadela así como pastillas digestivas y para el mal de altura, copias impresas de sus boletos de tren, la entrada a la ciudadela, boletos de bus (de subida y bajada) y la tarjeta de crédito con la que pagó en línea.

Finalmente, si usted desea caminar los cuatro días que dura el Camino Inca o simplemente visitar la ciudadela, vaya con cuidado y comodidad. Contrate los servicios “all inclusive” a través de una agencia de viajes seria y mejor aún si es con ECOAVENTURA VIDA, su agencia amiga http://www.ecoaventuravida.com/wp/

Que disfrute de su próxima estadía en la MARAVILLOSA CIUDADELA DE MACHU PICCHU¡

viernes, 2 de junio de 2017

EL PAN NUESTRO Y LAS PANADERIAS EN EL CENTRO DE LIMA

Hay un dicho que sostiene que todo pasado fue mejor, repetido por muchos y otros que dicen que el Centro Histórico nunca volverá a ser el de antes.
Sobre lo primero creemos que no es así en toda la extensión de la palabra y sobre lo segundo, creemos que ello será así en la medida que siga sin ser prioridad para los diferentes alcaldes de Lima, pero que esperamos que esto pueda ser revertido.
Todo esto viene a colación cuando recordábamos el otro día las diversas panaderías que existieron en el Centro Histórico y ya no abren más sus puertas desde los años de crisis de los 80s y 90s, que trajeron caos y ruina para muchos empresarios. Muchas panaderías cerraron y varios panes típicos de entonces dejaron de hacerse como el tolete, la verdadera coliza o el pan chalaco.

Para los que tenemos cierta edad, cómo no vamos a recordar a la panadería ELIO TUBINO (esquina de Jr Moquegua y Jirón de La Unión) donde había un incomparable baguette dulce y una variedad increíble de pasteles salados y dulces. Otra panadería que recordamos por sus pastas y empanadas es CHIAPPE (cuadra 4 de Colmena)  o un poco más allá KUDAN (frente al antiguo cine Le Paris) y sus riquísimos pasteles o la cafetería MARIO (esquina de Colmena y Tacna) lugar de encuentro y conversación de tanto limeño de antaño.

Otras panaderías que no deben ser olvidadas son ROVEGNO (esquina de Wilson y Colmena); Solari (esquina de Quilca y Camaná), la Panadería Suizo Peruana (en la avenida Tacna) y la clásica LA VIRREYNA (en la cuadra cuatro del Jirón Huallaga).

No son las únicas seguro pero son las que mi memoria recuerda, a las que sumo las aún existentes (gracias a Dios y al trabajo de sus propietarios y empleados) como la Panadería SAN MARTIN (en el Portal Zela de la Plaza San Martín) con su inigualable Turrón de Doña Pepay sus panes dulces;  la PANADERIA LOS HUERFANOS (esquina de Azángaro y Puno) con sus karamandukas, panes dulces y pastas frescas y las bodegas transformadas en cafeterías-restaurantes como las tradicionales CARBONE (esquina de Huancavelica y Caylloma), CORDANO (esquina de Ancash y Carabaya) y QUEIROLO (esquina de Camaná y Quilca).

La panificación, pastelería y la elaboración de pastas siempre estuvieron asociadas a empresarios italianos o de origen italiano, quienes trajeron sus conocimientos y experiencia con la inmigración de los siglo XIX y XX. La tradición se mantiene aunque a ellos se han sumado otros empresarios de diversos orígenes y tradiciones. Recordemos que el Perú tiene lugares con historia panadera como Oropesa en el Cusco y tradicionales panes como los chutas de Ayacucho, los taparacos de Abancay, los panes de Huaraz y del Centro del País.
El pan nuestro de cada día nos acompaña desde temprano en el desayuno, aún en el almuerzo y como no en la hora del lonchecito. No podemos imaginar un día sin un crocante pan francés, ciabatta, integral o baguete.

Para los que viven en zonas adyacentes a Magdalena del Mar les recuerdo que hay varias panaderías de calidad como, EDELWEISS (Gonzáles Prada 533), LA NAPOLITANA, dentro de poco IL PANATTIERE (cuadra dos del Jirón Drinot, ex Arica); Italo (Jr Salaverry 501), D Julia (En la esquina de la Avenida Sucre y Jirón Cusco).


Ya lo saben. Si están de paso, les recomendamos que se den una vuelta por este distrito y si están por el Centro Histórico, LOS HUERFANOS y SAN MARTIN los esperan.

viernes, 26 de mayo de 2017

EL ENCANTO DE TOMAR CAFE

Elegir un lugar donde tomar un café se ha vuelto ya un tema de no solo ir a un local y tomarse una taza de esta maravillosa bebida sino de muchos otros factores.
Hoy en muchos países, los consumidores van en busca de un amigable lugar donde pasar un buen rato, leyendo un libro, escuchando buena música o conversando con una amistad. Incluso hay lugares donde no se paga por lo que se consume sino por el tiempo que uno permanece en el lugar. Hay lugares como la franquicia Starbucks, donde sus productos no son precisamente lo mejor que hay en el mercado pero ofrece un lugar moderno donde uno puede permanecer incluso muchas horas trabajando en la laptop.
El Perú es un lugar bendecido pues tenemos muy buenas variedades de café como el afamado Tunki. Una buena taza de café es producto de una acertada mezcla de variedades de café y también el uso adecuado de máquinas y otros accesorios como la prensa. Para lograr ello es imprescindible la capacitación, camino que aún estamos emprendiendo lo que se ve en la existencia cada vez mayor de baristas de calidad.

Una buena cafetería no solo tiene que tener en su lista los “americanos, expresos o capuccinos” sino ofrecer alternativas usando diversos tipos de leche (deslactosada, por ejemplo), licores u otros ingredientes.
El consumidor de hoy ya no solo pide sándwiches típicos sino también aquellos que resulten de combinaciones menos tradicionales y sobre todo de calidad. Qué lamentable que en “afamados” lugares sirvan sándwiches preparados con anticipación los que llegan a nuestra mesa demasiado fríos (incluso casi helados).
Aunque suena raro, una cafetería deberá tener también variedades de té, pues no todos los que van a una de estos establecimientos toma café. Otro de los productos que no deben faltar son los pasteles y realmente aún son pocas las cafeterías que cuentan con una variedad de calidad. En este punto permítanme recomendar a LA MORA (esquina de Grau con Francia en Miraflores)  y LA BOMBONIERE (Calle Burgos 415, San Isidro).

Otro de los productos que no deben faltar son los jugos. El Perú es un país con una variedad grande de frutas en todas las estaciones del año, así que no hay pretextos para no ofrecer una amplia variedad con mezclas de frutas como un exquisito mango Kent con fresas, el uso de berries y frutas exóticas como la carambola, guanábana o aguaymanto.
No olviden de buscar lugares nuevos amigables con nuestros engreídos de la casa sean niños o perros. Los niños suelen tener gustos diferentes por lo que ya las cefeterías tienen cartas especiales para satisfacer los gustos más sofisticados y otras que dan la bienvenida a nuestras mascotas como BUENAVISTA CAFÉ (Malecón de la Marina 316, Miraflores).

En nuestro recorrido por diferentes establecimientos, estamos en condiciones en recomendar diversos lugares como una de nuestras preferidas MEZZANINE (San Martín 484, Magdalena) en donde destaca el café Tunki en un lugar súper acogedor y una carta no muy amplia pero de calidad. Otro lugar es el ya legendario DOMINO (Nicolás de Píerola 977, Plaza San Martín en el Centro Histórico) así como SANTA ISABEL (Carabaya 520, Centro Histórico) y su clásico altillo, que no ofrece un lugar muy cómodo pero tiene excelentes sándwiches y un buen café.
Si prefieren un lugar más cómodo e igual de bueno, la cadena de cafeterías SAN ANTONIO en diversos lugares como en el Urban Hall (esquina de Miró Quesada y Carabaya en el Centro de Lima), en Magdalena, Miraflores o en el más reciente inaugurado en La Molina, por citar algunos de sus locales. Otro lugar que no deben dejar de ir es GIANFRANCO (Angamos Oeste 598, Miraflores), muy buen lugar pero recuerde que algunas veces puede no conseguir lugar pues tiene una amplia y fiel clientela.

Cuidado nomás con algunas “famosas” cafeterías, hoy convertidas en cadenas  o franquicias que nos ofrecen solo malos ratos. Atento a ello¡

martes, 16 de mayo de 2017

DIVIERTIENDONOS EN EL CENTRO HISTORICO DE LIMA


En nuestro último post hicimos un recuento de los lugares de diversión a los que podíamos ir en algunos distritos de Lima. En esta ocasión visitamos el Centro Histórico para ir a algunos locales que a nuestra consideración podemos recomendar, tanto como para escuchar música, tomar una copa o comer un entremés o delicioso plato.
Dos primeros lugares en mecionar son el bar del Hotel Bolívar y el Bolivarcito en la Plaza San Martín, ambos especializados en cocteles en base a nuestro Pisco, ambos lugares con historia. 
Otros dos lugares recomendables, si desean comer y tomar una copa, son el restaurante Plaza San Martín (Nicolás de Piérola 942) y el café restaurant DOMINO (Nicolás de Piérola 977) especializado en platos de origen alemán o suizo.
En la propia Plaza San Martín, para aquellos que les gusta los conciertos de covers (consultar programación), el lugar a visitar es el YIELD (Nicolás de Piérola 923) o si desean ir a un bar con historia, el ZELA (Nicolás de Piérola 961 ) es la voz.
Otros dos bares que hoy ocupan casonas contiguas son el bar temático ESTADIO ((Jr. de la Unión 1047-1049) y el RINCON CERVECERO (Jr. de la Unión 1045 A), ambos con espaciosas salas y muy buenos servicios. Para partidos de fútbol importantes, no olvide de hacer su reserva.
Luego de un boom de locales de música que ya no existen como el Yakana, El Mirador y el Directorio, pocos quedan para recomendar en el circuito de la Lima de Noche. Uno de ellos que aún queda es el ETNIAS (Jr. de la Unión 1074) que ya está casi por terminar algunas refacciones para volver a abrir sus puertas.
Un bar que aún lucha por sobrevivir es el OLVIDATE BAR DE LIMA (Contumaza 951) cuyo administrador-propietario Fernando les atiende con mucha cordialidad en un ambiente pequeño pero muy acogedor. Muy buenos cocteles y cervezas artesanales.
Otros lugares con historia y con recientes mejoras para una mejor atención de sus clientes son el QUEIROLO (esquina de Camaná con Quilca), el tradicional bar Munich (Jr. de la Unión 1044 ) y sus solicitados salchipapas; el CORDANO (esquina de Ancash con Carabaya), el CARBONE (esquina de Huancavelica y Caylloma) y el clásico bar del HOTEL MAURY (Ucayali 201). Salvo el Queirolo y el Munich que atienden hasta pasada la medianoche, los otros solo atienden hasta pasadas  las 9 de la noche.
Uno de los pocos recomendables en las cercanías de la Plaza de Armas es EL 10 (Club de la Unión –Plaza de Armas) donde puede tomar un buen vino acompañando una generosa parrilla en un ambiente muy bueno.
Lamentablemente, a pesar de que hay muchos lugares disponibles en el circuito peatonal de Ucayali-Jirón Ica hay lugares que podemos recomendar salvo el MI TERCER LUGAR (Cailloma 482 ) que cuenta con una buena variedad de cervezas artesanales. Mención aparte, el Café San Antonio en el Urban Hall (esquina de Miró Quesada y Carabaya); el Café Santa Isabel y su clásico altillo (Carabaya 520) con las mejores butifarras del Centro Histórico y el Manhattan, ex café de la Bolsa (Miró Quesada 253).
Y ya saliendo del Centro Histórico, tenemos al afamado Kerobar del Hotel Sheraton en el Paseo de Héroes Navales y el PROVENCE BISTROT en el Real Plaza, locales 1056 y 1057 (comida peruana, francesa y mediterránea) así como dos locales en la Calle Héroes de Tarapacá 168  BRISAS DEL TITICACA (folclor) y en el 177, el KOKA KINTO BAR con espectáculos en vivo. Ambos locales entre la cuadra 1 y de 2 de la Avenida Brasil.


Finalmente, les invitamos a acompañarnos en nuestros TOURS DE DIVERSION en el Centro Histórico. Escríbanos al correo ecoreservas@ecoaventuravida.com y gustosos para absolverles cualquier duda o pedido.

jueves, 11 de mayo de 2017

DIVIERTETE EN LIMA (parte 1)

Divertirse es una de las tantas actividades que los seres humanos buscan hacer para compensar el duro quehacer de la vida diaria. La oferta es grande por eso hay que ver bien a dónde se va para estar cómodo y de acuerdo a nuestros gustos.

Este post no es una relación completa de lugares pero sí una selección de lugares a donde hemos ido y podemos dar fe del buen servicio, productos de calidad y ambientación acorde con lo que pagamos.

Lima es una ciudad grande así que nos centraremos en los distritos de Pueblo Libre y Magdalena del Mar, Miraflores, San Isidro y Barranco indicando lugares dirigidos a un consumidor a partir de 30 años, comprometiéndonos a ampliar nuestro post a otros lugares de Lima.
Empezamos nuestra salida nocturna en Pueblo Libre donde destacan el Bar Queirolo (San Martín 1090) con un amplio ambiente casual y otros más pequeños y menos ruidosos. Destacan sus chilcanos, pisco sours, butifarras y otras tapas criollas como el afamado cau cau, papa rellena o escabeche. Lo único malo es que atiende solo hasta las 23 horas.
Otro lugar pero solo para amantes de la música New Wave es el EXIT (Carlos de los Heros 243, Plaza Principal). Atención hasta las 3 de la mañana. Cervezas bien heladas y cocteles.
Un tercer lugar, más tranquilo que el Queirolo y que cuenta con tres salones es EL PISQUERITO (San Martín 1340). Recomendable si desea conversar sin tener que gritar. Ideal para los amantes del pisco.
Antes de irnos a otra zona, recomendamos muy especialmente el restaurante-café MEZZANINE (San Martín 484) en Magdalena del Mar, que tiene excelentes platos, piqueo, muy buen café y excelentes cocteles. Los fines de semana tiene música en vivo.

Luego de estar en el distrito de Los Libertadores, vamos a San Isidro al emblemático SUPERBA (Petit Thouars 2884) con sus clásicos apanados, cau cau, cervezas artesanales y vinos. Imperdible para encontrarse con la gente bohemia.
Otro lugar es LA BOTICA (Petit Thouars 3910) con sus piqueos criollos, cervezas bien heladas, vinos y cócteles. Un acogedor pero pequeño lugar por lo que tomen sus precauciones para ir temprano si desea tener asiento.  Y si desea algo más moderno visite el BARRIO (Las Begonias 419), tapas y tragos para un buen “after office”.
Otro clásico es el BAR INGLES del Hotel Country con precios razonables aunque usted no lo crea. Destacan sus piscos sours y chilcanos de pisco.
El único problema es que los lugares  con puerta a la calle en San Isidro atienden solo hasta las 11.00 pm.

En Miraflores la oferta es más amplia con música en vivo como en el COCODRILO VERDE (Francisco de Paula Camino 226) o en el Jazz Zone (La Paz 656, Pasaje El Suche). Consultar en ambos casos sobre su programación.
Para los amantes de un ambiente más moderno y con músico electrónica light, el roof del Hotel Radisson, en la esquina de 28 de Julio y Bajada Balta. Y si les gustan las cervezas artesanales, el Barbarian (Manuel Bonilla 108), precios medios, poca luz y siempre lleno de gente aunque un ambiente sin problemas (seguro) y otro el clásico CAÑAS Y TAPAS (Borgoño 149) con gran variedad de cervezas de diferentes marcas, buenos piqueos y más luz y menos bullicioso que el anterior.
Y si desean tomarse una copa y comer, el HAITI en el Ovalo de Miraflores con su clásico Lomo Saltado, uno de los mejores de Lima.
Si gusta música de moda, el O BAR  (Francisco de Paula Camino 298) o LA EMOLIENTERIA (Diagonal 598) con sus tragos con emoliente o emoliente “virgen” (sin alcohol).
Para los amantes de lo clásico, el TREFF (Benavides 571) piqueos y cervezas al estilo alemán.

Finalmente llegamos a Barranco y empezamos en el bar del HOTEL B (esquina de Sáenz Peña con San Martín), un lugar que no debe dejar de ir. Precios altos.
Luego ya yendo por San Martín, para gente que le gusta la bulla, EL AYAHUASCA (San Martín 130) con varias barras y muy buen ambiente. Para gente más tranquila, la POSADA DEL ANGEL 3 (San Martín 157) con un local ampliado y con su charm de siempre. A él, agréguenle los POSADA DEL ANGEL 1 (Pedro de Osma 164) y 2 ( Pedro de Osma cuadra 3), ambos locales más pequeños pero igual de acogedores.
Para los amantes de lo clásico EL JUANITO (Grau 270) con sus butifarras, sándwiches de aceitunas y queso así como sus chilcanos y cervezas. Ojo, aquellos poco tolerantes abstenerse. Otro clásico es la BODEGA PISELLI (28 de Julio 297), para bohemios de siempre.

Bares de estilo más moderno son  EL VICTORIA (Pedro de Osma 135) con amplias instalaciones y buena música; en este mismo estilo, el SANTOS en la entrada del Puente de los Suspiros y el ya convertido en el “point de moda”, EL GARITO BISTRO (28 de Julio 302) con un primer piso para quienes desean tomar y conversar y un segundo piso para incluso dar unos pasos de baile. Pregunten por Guille, un extraordinario anfitrión.
Y para los amantes de los espectáculos en vivo, LA NOCHE (esquina del boulevard y Bolognesi). Consulte su programación de espectáculos en su web.
Finalmente para los amantes de las cervezas artesanales, el BARRANCO BEER COMPANY (Grau 308), con una muy buena carta y buenos piqueos y la taberna estilo inglés WICKS BREWPUB (Pedro de Osma 210) que ofrece un agradable ambiente y cerveza de producción propia.
Y si desean un paseo organizado, “POKER DE LUGARES” (cuatro lugares al escoger), no dejen de hacer su reserva en nuestra web http://www.ecoaventuravida.com/wp/
O si lo hacen desde nuestra cuenta de Facebook tendrán un descuento especial.


 Fotos: Mezzanine, Hotel B y Juanito

miércoles, 3 de mayo de 2017

CENTRO HISTORICO, DE CAL Y DE ARENA

El pasado sábado volvimos a recorrer con unos canadienses las calles del Centro Histórico. Pocos cambios para bien y ello como producto de cierta inacción y poco interés en invertir o fomentar la inversión privada desde la Municipalidad de Lima Metropolitana.
Fuimos muy temprano y pudimos pasear por el Jirón de la Unión aún con pocos transeúntes. Constatamos con mucha pena como una casona en la llamada calle Boza estaba casi destruida por dos incendios, sin que nadie intente restaurarla. Al frente, en el 847 ni un letrero que señale que ahí existió alguna vez el célebre bar Morris y ni qué decir de la legendaria Galería Boza, hoy sumida en un abandono imperdonable.
Hoy, 2 de mayo,  en el diario El Comercio se publica una nota sobre el estado de abandono en que se encuentra la Casa Courret del afamado fotógrafo Eugenio Courret. Este célebre lugar donde se guardó gran parte de la historia en fotografías de Lima de mediados del siglo XIX y comienzos del XX hoy se encuentra en alquiler. Coincidimos con el autor de la nota para que en esta ocasión esta casona no sea sede de un local de comida rápida o una tienda de departamentos como lo son las antiguas Casa Welch y el célebre Palais Concert y sea más bien un Centro Cultural como lo son las casonas que ocupan los centros culturales de la Universidad Católica (Casa O Higgins) y el del Ministerio de Relaciones Exteriores, el Inca Garcilaso (Casona Aspíllaga).
Otros ejemplos de conservación que deben ser imitados son las Casonas Goyoneche (Banco de Crédito) y Aliaga (familia Aliaga). La primera solo sirve para eventos privados y la segunda puede ser visitada previo pago de treinta soles, lo que permite recorrer una muestra de lo que fue una construcción de las más antiguas construcciones del Centro Histórico.
En nuestro recorrido pudimos constatar que la empresa Arte Express sigue apostando por el Centro Histórico, con unas de cal y otras de arena. Avances en la casona que perteneció a la Cía de Seguros Popular y Porvenir (Zepita y Colmena) y escasos avances en la Casa Coca (Jr Carabaya), donde se preveía construir un hotel 5 estrellas.
A la par de su poco interés por promover la inversión privada para restaurar casonas y edificios de la Lima Monumental, la Municipalidad Metropolitana realizó una serie de cierres temporales de restaurantes, conocidos y poco conocidos, a fin de mejoraran sus instalaciones y sus normas de sanidad en el manejo de los ingredientes y procesamiento de los mismos. Ingratas sorpresas dieron lugar a airados reclamos de los consumidores. En buena hora que ello sucediera y haya obligado a centenarios locales como el Cordano a hacer una reingenería de procesos, lo que evidentemente redundará en beneficio de sus clientes.
También en el marco de otra campaña de fiscalización, varios locales de diversión han sido clausurados por no cumplir con normas de seguridad y de calidad. Esperemos que ello sea motivo para que tomen las medidas del caso, en provecho de los cientos de limeños que concurren los fines de semana al Centro de Lima.
Finalmente, otro ícono del Centro Histórico como es el Hotel Bolívar sigue sin esclarecer su propiedad y con ello su futuro. Ya es tiempo que un inversor que conozca de hotelería se haga cargo de él y lo transforme y con ello recobre su gloria pasada. No es posible que un lugar con tanta historia no sea más que un hotel de 3 estrellas.

Como ven pocas noticias positivas, mucho por hacer y con la esperanza de que Lima, de cara al Bicentenario, recobre su esplendor de los años 60s cuando la Avenida La Colmena y el Jirón de la Unión eran el centro de la vida comercial, social y gastronómica de Lima. 
Algunos pasos ya se dan con el funcionamiento del restaurante Plaza San Martín, la reapertura de El Estadio, en nuevo local de la calle Belén, y el restaurante EL 10 que funciona en el antiguo comedor del histórico Club de la Unión. Ojalá que sean ejemplos a seguir.

Visite nuestra web: http://www.ecoaventuravida.com/wp/

martes, 18 de abril de 2017

Crónica de dos fascinantes días en la Isla de Amantani, Lago Titicaca – Puno


Los viajes serán siempre los mejores libros para conocer en vivo nuevas costumbres, culturas, personas, fascinantes paisajes, así como la posibilidad de conocernos mejor a nosotros mismos. Salir de nuestra zona de confort, de la rutina, del taladrante ruido y polución de las mega ciudades como Lima, ya es un maravilloso regalo para los sentidos, el espíritu y nuestro organismo.
En marzo, hice un alto a las urgencias, así como a las actividades del quehacer diario que nos impone la vida moderna y realicé una de las experiencias de viaje más esperadas y espectaculares de estos últimos años. Después de poner lo necesario en mi mochila -  la rojita - , gran compañera de viajes y aventuras  y con capacidad para 40 litros, emprendí otra nueva aventura, esta vez rumbo a una de las islas más acogedoras, coloridas y grandes del inmenso lago mar del Ticaca, cuyas ondulantes aguas ya esperaban por mi. Qué emoción volver a ver este infinito lago que me cautivo desde la primera vez que lo conocí.
Hay varías caminos para llegar a Puno y a su bello lago, esta vez elegí la ruta: Lima – Arequipa – Puno – Amantani. De hecho una de las mejores para llegar a estas poblaciones altiplánicas.
A continuación un recuento de lo que acaeció en esos días.
Día 1. Salida de Lima en el primer vuelo hacía Arequipa. El vuelo duró 1 hora 10 ‘ aproximadamente. Es recomendable tomar el primer vuelo pues esto permite realizar un city tour en la ciudad de Arequipa.
Día 2. Rumbo a Puno en bus de turismo. Recomendable esta opción, porque nos permitió conocer tres interesantes lugares de la ruta Arequipa – Puno. El Mirador de Flamencos y la encantadora laguna Lagunillas, valen la pena para elegir esta opción. El viaje duró un aproximado de 6 horas, disfrutando de la enigmática belleza de la Reserva de Aguada Blanca y así como admirar importantes rebaños de llamas, alpacas y ariscas vicuñas.
Día 3. Travesía por el lago Titicaca rumbo a la isla elegida. Después de un energético desayuno y bienvenida del lago, partimos hacia nuestro destino final de este viaje, la isla de Amantani. Previa parada en la Isla flotante de los Uros y conocer de cerca el mundo aimara y su singular población que depende fundamentalmente de la totora (planta típica del lago)  continuamos la travesía por este inmenso lago hasta llegar a la isla. El viaje  duró 3 horas de fascinante disfrute, en cómodas y seguras embarcaciones.

Me emocionó la recepción de los pobladores de  Villa Orinojón una de las 10 comunidades de la isla de Amantani. En ese entrañable puerto abierto a la vida, a la diversidad de costumbres e idiomas, esperamos con ansias la designación de nuestros anfitriones para estos dos días en Amantani. No esperé mucho para saber que Magdalena (una simpática joven con cierta discapacidad, pero de corazón y mente abierta) sería mi anfitriona. En menos de 30’ los 20 viajeros (9 alemanes, dos inglesas, dos españolas, 2 brasileros, 2 coreanas 1 holandés, 1 méxicano y 1 peruana – osea yo ) que compartimos esta historia, estuvimos a lado de nuestros anfitriones listos para disfrutar de las ventajas y beneficios del turismo vivencial y emprender una caminata cuesta arriba, hasta llegar a nuestras coloridas casitas cerca al cielo y con imponentes vistas al lago. 

Nuestra casita temporal, parecía salida de los cuentos, llena de flores, hierbas aromáticas, con balcones con vista al lago, con anfitriones además de simpáticos, amistosos y pendientes de que disfrutemos la estadía. Nuestra habitación fue básica, pero limpia. Un energético almuerzo preparado por Magdalena nos puso “super power” para nuestra estadía en la isla.
3 P.M Reunión en la plaza principal con todo el grupo de viajeros, para compartir otra singular caminata hacia la parte más alta de la isla, El centro arqueológico y sagrado de Pachapata. Una caminata de exigencia intermedia, pero que es compensada por las alucinantes vistas del lago y un paisaje que sorprende y encandila a cada paso. Desde la cima, el panorama es realmente subyugante, una mezcla de ritual  personal y ese ohhhh que maravilla!!!  De regreso al pueblo, un compartir cosmopolita en el bar de la comunidad. Un calientito al estilo Amantani, nos devuelve el aliento y brindamos por ser parte de ese maravilloso momento y entorno natural. No queda duda que solo los viajes, nos permiten vivir a mil por hora.
De regreso a casa  y previa larga conversa con Magdalena, que nos contó la historia de Villa Orinojón, disfrutamos de una deliciosa cena vegetariana. Sobre las 8 p.m nos alistamos para participar en la fiesta de bienvenida, en el salón comunal. Indispensable la asistencia es con ropa típica del lugar, pero no hay problema, nuestra anfitriona tenía listo nuestro traje.  Muy bello por cierto.
¿Imaginan una fiesta con músicos en vivo, sobre un poco menos  4 mil msnm, con luna llena reflejada en un lago infinito? Es imposible contar esa maravillosa sensación, la única forma de sentirlo es vivirlo.
Día 4. Despertar  viendo el lago, con una temperatura de 8 grados y un cielo de azul intenso, fue la fresa en el pastel. Un singular desayuno con panqueques (que tanto me recuerdan a mamá), esta vez de quinua y queso ahumado nos devuelve a la realidad.  Caminata para sus callecitas empedradas, todas con la mirada al lago , que permiten tomar cientos de fotos – genial las fotos digitales -  podemos captar muchas y no perder ningún detalle de esta isla, del paso de sus gente, de sus flores de colores intensos, de sus sembrios de papa, quinua, oca, habas y demás frutos tan milenarios como esta isla.

Mientras espero la embarcación que nos llevará a otra Isla y a vivir otra historia, remojo mis pies en estas gélidas aguas y  voy grabando cada singular escenario de Villa Orinojón. una población que vive en armonía con el lago, con sus montañas (sus apus) con sus vecinos y consigo mismos. Lección aprendida y puesta en la mochila de mi corazón y mente.  

Si llegaste hasta este punto, significa que eres un viajero que busca emociones únicas, intensas y seguras. Te sugerimos ponerte en contacto con ecoreservas@ecoaventuravida.com  para diseñar tu próximo destino a mágicos y fascinantes lugares como la Isla de Amantani. Nos vemos en la próxima “Crónicas de Viajes”.