Smiley face

Páginas

lunes, 15 de julio de 2019

VIAJAR

Hace 33 años viajé por primera vez en un periplo largo. Lo hice ya con el dinero que empecé a percibir con mi trabajo.

Años más tarde tuve la oportunidad de viajar un par de veces en Europa. No hay duda que fueron experiencias enriquecedoras. Abren el espíritu, logramos experiencias y nos llevamos recuerdos imborrables.

En aquellos años tomábamos fotos a través de películas y organiáabamos nuestros viajes tomando datos de guías de viajes, de revistas especializadas o de consejos de viajeros que nos transmitían sus datos y experiencias directamente.

Hoy todo ha cambiado. La información está en la red del Internet, nuestros celulares son las cámaras digitales que reemplazan a las cámaras fotográficas o filmadoras de entonces. Hoy con los adelantos tecnológicos la transmisión de nuestras experiencias o fotos es casi al instante.

Sin embargo hay algo que no ha cambiado hasta hoy. La mejor cámara de fotos o memoria donde guardar las fotos o videos de nuestros viajes son nuestros ojos y nuestro cerebro. Muchas veces por querer guardar instantáneas a diestra y siniestra perdemos la oportunidad de un goce más calmo de nuestros viajes.
Incluso el objetivo de tomar vistas o filmar ya no es el interés de que estos perduren en el tiempo sino es el deseo del goce inmediato o el afán de figuretismo.

Espero volver a recorrer de nuevo mis pasos que hice de joven, con la calma y experiencia de los años. Hoy hago un repaso de aquellos viajes y me doy cuenta de cuántos lugares dejé de ir quizás por la falta de información que fluye hoy a raudales pero ya sin las energías que me permitieron dormir cuatro noches seguidos en un tren; aunque es cierto que la mañana siguiente  de la cuarta noche terminé "molido".

Finalmente, si eres aún joven y tienes la posibilidad de viajar, házlo ya. Viajar teniendo menos de 26 años es mucho más barato aunque, tendr1s que evaluar lo que ganes en experiencias en ese tiempo frente a los días de trabajo sacrificados y los ingresos que ello representan.

martes, 9 de julio de 2019

UNA MIRADA AL SECTOR TURISMO

Las nuevas tecnologías y el gran flujo de información han contribuido a un mundo mejor y oportunidades para los consumidores de todos los sectores, incluyendo por supuesto a los viajeros.

Ello se ha concretizado en una mayor competencia y todo lo que ello significa; menores precios y mayor calidad en los productos y servicios ofrecidos.

Sin embargo no todo es alegría para todos. Hay fenómenos que hemos constatado como un sector más concentrado y una cada vez mayor desintermediación en la que las agencias de viajes cada día tienen menos participación.

Los consumidores (viajeros) al tener más información disponible, hoy en día organizan por su propia cuenta sus programas de viaje. ¿Eso abarata realmente?
Sí y no. Aparentemente sí pero no hay que omitir que no toda la información es verdadera o actualizada. Algo importante en países como el nuestro. Un cambio de horario de salidas de un bus puede ser causa de que un viajero empiece mal su programa.
Otro de los puntos que debemos poner en tapete es el de economías de escala. No es lo mismo organizar un viaje para dos o tres viajeros que para decenas al mes. Hay descuentos y precios diferenciados que sólo aplican para agencias de viaje y a los que no acceden los viajeros. Por tanto sus programas de viaje podrían terminar costando tanto más si lo organizan ellos mismos que vía una agencia de viajes.

Otros dos factores importantes que ocasionan costos ocultos son la inseguridad que en gran parte de los casos es paliada por el cuidado que brinda el personal de una agencia de viajes, propios o representantes, a lo largo del viaje y por otro lado es la presencia de guías conocedores que nos muestran detalles e información que muchas veces no está al alcance del viajero que organiza y viaja por su cuenta.

Cuando hablábamos de mayor competencia y mayor concentración en el sector pareciera que nos contradecimos pero no es así. Mayor competencia por presencia de nuevos actores online que ofrecen reservas de hoteles, vuelos aéreos y paquetes pero una mayor concentración de agencias de viajes tradicionales. Las pequeñas absorbidas por grandes pero no hay dejar de decir que las agencias de viajes pequeñas no necesariamente son ineficientes y más bien sí son más flexibles y en muchos casos ofrecen programas más especializados y "Taylor Made".

Habrá que esperar qué nuevas nos traerá el sector turismo.

Foto laopinion.com.co

lunes, 1 de julio de 2019

PUNO: UN ROMANCE QUE DURA 33 AÑOS

Fui a Puno por primera vez hace 33 años, en los años que atravesábamos una profunda crisis como país.

Llegué desde Arequipa en un tren de segunda clase. Arribamos a Juliaca a las 6:00 de la mañana y trás una parada de unos 30 minutos continuamos rumbo a Puno. Todas las estrecheces fueron por cierto compensadas con el cielo estrellado que vimos durante el trayecto nocturno.

En aquellos años Puno no tenía la actual infraestructura hotelera ni menos los tan buenos restaurantes con los que cuenta hoy en día. Hoy hay grandes hoteles como el Libertador, el Sonesta o el Casa Andina pero mi favorito es el Qalasaya a la espalda de la Municipalidad Provincial, desde cuyas habitaciones en los pisos altos podemos ver el amanecer en el lago. De los restaurantes, tres son mis favoritos, el Mojsa, la pizzeria El Búho y el Café Bar La Casa del Corregidor.

Mi amor a primera vista con Puno sin duda alguna se debió al imponente Lago Titicaca, cuyas aguas recorrí en una embarcación lenta, si la comparamos con las actuales. Hoy hay otros atractivos ya en valor como Pomata , Juli, Aramu Muru, Lampa, Tinajani, Capachica, Sillustani, Pucará, Anapia, Carabaya y tantos otros.

Rec
orrimos la ruta que hoy todos recorren, las Islas de los Uros, Taquile y Amantani, cuyas tradiciones se mantienen pese a los años transcurridos.

Una de las anécdotas de aquel viaje fue un compartir en un bar de la avenida Lima donde en medio de una animada conversación con gente de diversas nacionalidades escuché una de las más grandes canciones de todas las épocas, Escalera al Cielo de Led Zeppelin.

He regresado a Puno muchas veces, en diferentes meses y por diversas razones y siempre he gozado de su magia y la majestuosidad del Titicaca y también de la religiosidad de un pueblo que celebra a la Virgen de la Candelaria.

Un saludo para todo ese pujante pueblo que vive en esta región y en especial para nuestro amigo Gustavo Ibarra.

lunes, 24 de junio de 2019

LIMA, UNA CIUDAD RELIGIOSA


Lima es una ciudad llena de contrastes, de diferentes miradas; un mestizaje que viene desde la época del Virreinato. Sin embargo su historia no empieza con su fundación como ciudad capital del Vireinato sino su origen se remonta a aproximadamente cinco milenios; siendo lamentable que ello no sea destacado con mayor insistencia por los libros de historia.
El mestizaje que hicimos referencia no solo tiene que ver con lo racial sino también con las costumbres y manifestaciones culturales. Otro de los legados es sin duda la religión Católica, los Santos que nacieron o vivieron en esta tierra (Santa Rosa de Lima, San Martín de Porres, Santo Toribio de Mogrovejo y San Juan Masías) y todo lo que ello implica, entre ellas las procesiones y las fiestas religiosas que se realizan no solo en el Centro de Lima sino también en los diferentes barrios y distritos como Barrios Altos, La Victoria, Callao, Rímac y otros.También no podemos dejar de mencionar las Hermandades, grupos de fieles que se organizan para rendir culto con una estructura definida.

Una de las características de las fiestas religiosas y procesiones es que muchas de ellas tienen que ver también con la procedencia de sus fieles; como por ejemplo la fiesta patronal que se realiza en la iglesia San Sebastián en el Centro de Lima cuyos fieles en muchos casos son de origen cusqueño que incluso vienen desde lejanas tierras a donde emigraron.
Sin embargo una de las procesiones más importantes de la ciudad es sin duda alguna la Procesión del Señor de los Milagros. Lima se viste de morado en el mes de octubre. Miles de fieles acompañan las andas del Señor de los Milagros pidiendo una gracia especial o en agradecimiento por algo milagroso recibido.
La fe al Señor de los Milagros llamado también el Señor de los Temblores, Cristo de Pachacamilla o Cristo Moreno viene del siglo XVII luego de un terremoto que asoló Lima y el Callao y ha trascendido a través de los siglos. Muchos hablan de un “religiosidad popular” y le dan más peso a una mirada sociológica pero obvian, interesadamente o no, la verdadera esencia de la Fe.
Lo que sí no podemos dejar de decir apartándonos de lo religioso que esta época del año tiene que ver también con la Fiesta Brava, cuyo origen viene también de la época Virreinal, así como un delicioso dulce limeño, el Turrón de Doña Pepa, uno de los mejores los puede encontrar en la Panadería  San Martín en la Plaza San Martín o los que provienen de las manos de la madre de mi gran amigo Enrique Riera.

Otras fiestas religiosas que no debemos dejar de recordar son las de San Judas Tadeo (28 de cada mes y la principal en octubre),  La Virgen del Carmen  (16 de julio),  Santa Rosa de Lima (30 de agosto), San Martín de Porres (3 de noviembre). El Corpus Christi (fiesta movible), la Virgen de las Mercedes (24 de setiembre), las visitas a las Iglesias el Jueves Santo, la Misa en la Catedral en la Navidad,  Nuestra Señora de la Asunción (15 de agosto), la Inmaculada Concepción (8 de diciembre), el día de Todos los Santos (1 de noviembre), la Fiesta de las Cruces (3 de mayo), María Auxiliadora (24 de mayo)entre tantas otras.

Entonces no se olviden que  Lima no solo es sus calles, plazas, gastronomía, su mar sino también sus costumbres y su Fe. Si desea participar de ella no deje de programar una visita a sus más de 40 iglesias y capillas que se ubican en el Centro Histórico, Barrios Altos y Rímac y por supuesto acompañar sus procesiones y participar en sus fiestas religiosas.

lunes, 17 de junio de 2019

LOS BARES EN LIMA

Los bares han pasado por diferentes formatos desde el clásico cervecero y que luego agregó las famosas "reses" (botellas de Pisco, Ginger Ale y sus complementos de jarabe de goma, limón y Amargo de, Angostura) hasta los más elaborados que requieren de un bartender conocedor.

Los primeros iban acompañados de rockolas cuya emisión de música dependía de quién ponía las fichas o monedas. Ello traía consigo que el bar no tuviera un perfil definido.

Ya con el boom del Pisco los bares en Barranco y Miraflores así como en San Isidro fueron definiendo su perfil a través de la decoración de sus locales, su ubicación y por supuesto qué ofrecían en su barra.
La música es otro factor para segmentar a su clientela. Algunos ofrecen variedad a lo largo de la semana aunque ello le quita una personalidad definida.

De los piqueos simples como los de queso, aceitunas y algún otro adicional ahora se ofrece otros convirtiéndose ya en resto bares, con cartas que ofrecen mínimo alitas, pizzetas, Tequeños  y otros, requiriendo por tanto un servicio  mínimo de cocina.

Hay bares que tienen historia como los de los hoteles Bolívar, Maury y Country Club y otros aprovechan locales antiguos como los barranquinos Ayahuasca, Hotel B y los Posada del Angel. Hay también bares tradicionales pero que han descuidado algo muy importante, la calidad del servicio.

De los de reciente data hay algunos de interesante perfil como el el Rum Bar Parrot Shadow, El Infusionista, los cerveceros artesanales Nuevo Mundo y Barbarian en la Calle Manuel Bonilla en Miraflores, el Ginebra en la cuadra dos de La Paz, el Bar Público en la Calle Esperanza de Miraflores y Garito en Barranco.
Otra zona con una variada oferta es la ubicada en la Calle Francisco de Paula en Miraflores.

Hoy tenemos una gran oferta que presenta interesantes cartas que incluyen cócteles a base de gin, macerado de Pisco, mezcal, tequila, una amplia gama de vinos y hasta cócteles con café.

Según un gran conocedor, mi amigo José Pérez, se requiere no menos de 2000 dólares para mantener un stock suficiente en la barra y equipar mínimamente un bar, claro está sin contar el local, su decoración, muebles y equipos de música.

A ello hay que agregar el personal con experiencia. Los improvisados siempre representan un costo oculto que tarde o temprano nos pasará factura.

Finalmente no olvidemos de darle un perfil a nuestro bar. Los hay donde vemos deportes como The Corner, Estadio o Half Time; los cerveceros artesanales; aquellos donde encontramos música en vivo como La Noche en Barranco; aquellos donde la conversación con música de fondo es la estrella como el Superba donde incluso pasan películas y los temáticos como el Exit de Pueblo Libre donde sólo se escucha New Wave.

Esperemos que pronto nuestro amigo José se anime y Magdalena tenga un bar con todas las de ley que complemente su exitosísimo y excelente cafetería-restaurante Mezzanine.



domingo, 9 de junio de 2019

SEGUIMOS CON EL TRANSPORTE DE PASAJEROS EN LIMA

Esta semana hemos sido “condecorados” por una compañía holandesa, Tom Tom,  como la tercera ciudad con más tráfico en el mundo luego de Bombay y Bogotá. Qué pésima noticia de cara a la realización del importante evento de los Juegos Panamericanos a llevarse a cabo en el mes de julio del presente  año.
Según el estudio, en Lima se necesita 58% más de tiempo para hacer un trayecto en condiciones normales.  Esto apareció en un informe del diario El Comercio, quien a su vez indica que, según una investigación las horas punta pasaron de 5 a 9 horas y que incluso en la mañana se requiere 88% más de tiempo y en las noches, 104%.

Esta información es solo una constatación de lo que vivimos a diario en la Avenida Javier Prado, por citar una importante vía de nuestra capital. Y si los automovilistas sufren ello, tampoco los peatones la pasan bien. Para cruzar esta avenida en las intersecciones con Rivera Navarrete un peatón requiere en promedio hasta 20 minutos, si no es más.
La empresa holandesa cita cómo causas de la congestión a la proliferación de unidades de transporte público de pasajeros informales, a la circulación de camiones, a la superposición de líneas de transporte en determinadas vías, entre otras.
Sin embargo creemos, a nuestro entender, que se confunden las causas con las consecuencias que a su vez originan la congestión y el uso adicional de tiempo, algo que se ha agravado en los últimos dos años.

¿Y por qué decimos esto? Pues las verdaderas causas son la falta de autoridad para hacer cumplir las normas de tránsito, para dejar circular a unidades que tienen en su haber hasta millonarias multas, por citar dos carencias. Así mismo ello se refleja en  la nula capacidad para erradicar a informales en las rutas (corredores) exclusivas y para hacer que los concesionarios de éstos cumplan con sus compromisos contractuales.
Todo ello origina un complejo panorama cuyas fallas se retroalimentan con la incapacidad de las autoridades para solucionar los graves problemas unidos a falta de toma de decisiones tan simples como instalar puentes peatonales en la intersección citada en la Avenida Javier Prado, tal como señalamos anteriormente.
También debemos decir que otra de las grandes causas que originan la congestión en Lima es la pésima cultura vial de los conductores, no solo de servicio público.  Ello origina no solo la congestión sino también hasta graves accidentes de tránsito hasta con la consecuente pérdida de vidas humanas.

Sin embargo, es cierto también que son necesarias grandes inversiones  para  llevar a cabo obras de infraestructura y  para recuperar gran cantidad de m2 de pistas de las principales vías de Lima. A esa carencia sumemos la corrupción con que se ha hecho obras (caso lava Jato) y entonces entenderemos por qué el problema no solo no se soluciona sino se agrava.


Veamos qué dirá la citada empresa holandesa el próximo año o los subsiguientes. Esperemos nomás que las construcciones de la Línea 2 del Metro de Lima,  la ampliación del Metropolitano en Lima Norte y la mejora  de servicio en las Vías Exclusivas sean una realidad. Y por último, que finalmente la Autoridad Autónoma de Transporte de Lima y Callao empiece a trabajar.

martes, 21 de mayo de 2019

ENAMORENSE DE LIMA

Lima es una ciudad con evidentes problemas pero aun así es una ciudad que dan ganas de conocer, sean sus rincones poco conocidos por sus habitantes y claro está por los millones que pasan por ella en calidad de turistas y  por las decenas de oportunidades para pasarla bien.
Mi amigo Don Raúl es uno de los que pueden dar fe de ello. Vino por casi 8 días, como consecuencia de una modificación de su itinerario de vuelo. Un compañero de vuelo le dijo que “era una locura” estar tantos días en la ciudad. Al término de su viaje que hizo con su esposa e hija, me confesó que no solo 8 días habían sido pocos sino que regresaría ni bien pudiera solo para estar en esta ciudad y disfrutarla como lo hizo en esa vez.

Lima tiene el privilegio aún no bien aprovechado de estar al lado del mar. Pasear por sus parques en los altos de los acantilados es una delicia, aún en épocas de frío pero con mayor razón en los días de sol.
A pesar de no tener muchos parques, tiene sus espacios verdes donde caminar como El Olivar de San Isidro, el Parque de la Amistad en Surco, el Ramón Castilla de Lincey los innumerables parques de Pueblo Libre.
Su Centro Histórico, a pesar de muchos inconvenientes, nos ofrece historia, rincones gastronómicos típicos (“huariques”), Iglesias, balcones, calles, plazas y tantos otros atractivos. Uno debería hacer este recorrido con un guía y otra vez dejándose llevar por sus pies.
Otro de los high lights de Lima es su gastronomía y la infinidad de restaurantes gourmets, cafeterías y también restobares. Miraflores, San Isidro, Barranco, el propio Centro de Lima y por qué no decirlo Magdalena del Mar (donde está ubicado nuestro entrañable Mezzanine) alojan una inmensa oferta. En Lima podrán encontrar comida hecha de las más variadas formas y con una riquísima gama de ingredientes. Gastronomía de todas las regiones del Perú así como del mundo están al alcance de los más reputados sibaritas.
Y si de salir de noche se trata, hay una inmensa cantidad de lugares. Don Raúl, amante del jazz tuvo una grata experiencia los lunes en LA NOCHE de Barranco. Además son altamente recomendables GARITO y el Bar del Hotel B en Barranco y ni qué decir del clásico bar del hotel Maury en el Centro de Lima donde atiende el gran maestro del Pisco, mi amigo Eloy Cuadros. Y para los que desean estar en Miraflores, los bares de las calles Bonilla y Esperanza , son la voz.

Lima tiene a la mano grandes museos como los de Pueblo Libre, los imperdibles Museo de Historia, Antropología y Arqueología y el Larco (considerado uno de los mejores del mundo);  así como el Museo de Arte de Lima (en su visita no deje de pasear por el parque adyacente, el de la Exposición), el Museo de Oro, entre otros.
Si de pasear con niños se trata, no deje de ir al Parque de las Leyendas y para todas las edades el Parque de Aguas de Lima, la Fortaleza del Real Felipe y el balneario de La Punta.
Finalmente, si usted que nos lee es una amante del shopping no deje de ir a sus Centro Comerciales, que no tienen nada que envidiar a los de otros países. Larco Mar, Jockey Plaza, San Miguel, por citar tres. Y si desea comprar artesanías, en las últimas cuadras de la avenida Petit Thouars encontrará una gran oferta para todos los bolsillos.

Ya saben aquellos que vienen a Lima, ella los atrapará por muchos días y con la promesa de volver. Si viven aquí, aprenderán a quererla y a descubrirla¡


lunes, 29 de abril de 2019

NUEVOS ACTORES PARA UN MISMO PROBLEMA

Dos nuevos actores están presentes en el problemático tráfico en la ciudad de Lima y no para solucionarlo, ni siquiera amenguarlo.
Me es refiriendo a las motocicletas que como hongos malignos transitan la ciudad sin cumplir mínimamente las reglas de tránsito. Estas motos son parte del sistema de reparto de diferentes bienes que ofrecen empresas dedicadas a ello a través de plataformas digitales. Más allá del régimen laboral que tengan (como hoy editorializa el diario El Comercio)  ya representa una problemática especial.

Otros de los actores en las pistas limeñas son los scooters eléctricos que transitan  no solo en las pistas sino invadiendo las veredas, lo que ya ha ocasionado un grave accidente si no es más.
Ambas situaciones han traído nuevos problemas que aún no tienen respuesta salvo una prohibición para que los scooters no transiten por  las veredas, cuyo cumplimiento nadie vigila y menos se cumple aún.

Lo cierto que tras cuatro meses de gestión, la Municipalidad de Lima aún no ha puesto en marcha nada concreto para aliviar el problema del transporte urbano de pasajeros. Aún no hay cabeza en la novísima Autoridad de Transporte de Lima Y Callao y la puesta en marcha del sistema de pago  con tarjetas en el Metropolitano ha sido diferida hasta el 4 de mayo.¿Algún día con una misma tarifa pagaremos el uso de los diferentes corredores exclusivos?
Por otra parte, somos usuarios de la Avenida Javier Prado y los colectivos piratas siguen transitando a vista y paciencia de los inspectores de tránsito y de la Policía, por cierto.

La buena noticia viene con la ampliación de la ruta del servicio del Urbanito que atenderá hasta San Miguel pero el otro lado de la noticia es que aún no se sabe cuándo empezará la ampliación de la ruta del Metropolitano, del Naranjal hasta Carabayllo.
Otra mala noticia, sin duda, ha sido la anulación del inicio de obras de la ampliación de la Vía Expresa, cuyo costo y modalidad era observados con preocupación. Ante la anulación, aún no hay alternativas que reemplacen al concesionario anterior (Graña y Montero).

Cómo ya lo hemos dicho anteriormente, Lima necesita una radical reforma de su sistema de transporte pero entre tanto no es posible que no se hagan obras mínimas como puentes peatonales en la Avenida Javier Prado (en el tramo entre Arenales y la Vía Expresa) los que aliviarán la tortura que significa cruzar dicha avenida en las horas punta. Un peatón espera hasta 20 minutos o más para cruzarla. Realmente un suplicio, cuya solución no requiere gran presupuesto.


Veamos qué nos depara los próximos meses y si la Municipalidad de Lima se pone las pilas.  

viernes, 19 de abril de 2019

7 MILLONES DE TURISTAS: ¿META O QUIMERA?

Ahora es la meta para el 2021. 7 millones turistas, cifra que es cada vez más lejana a pesar de los esfuerzos de los diversos actores del sector Turismo.

Rn el primer trimestre la caída de los ingresos de turistas ya es evidente, en relación al año 2018. ¿Qué está sucediendo? Inseguridad, clima social enrarecido y un aparente ineficiente trabajo promotor de las instituciones estatales encargadas de ello.
Los más optimistas apostaban al  flujo que traería el Mundial de Fúbol  Sub 17 que finalmente no se producirá en nuestro país. El Campeonato Sudamericano de la misma categoría no ha aportado gran cosa, ¿lo hará los Juegos Panamericanos que se llevarán a cabo en la ciudad de Lima? Esperemos que sí.

Hará pocos días la Comisión de Cultura del Congreso ha declarado de interés nacional la construcción del Teleférico de acceso al Complejo Arqueológico de Choquequirao. ¿Es suficiente ello? Evidentemente es un primer paso que no servirá en la medida que no haya acciones concretas que destraben lo que imposibilita su concreción como es el caso de la negativa de un alcalde distrital de la Región del Cusco.
¿Cuál será el impacto de esta obra? Está por verse máxime que si se vendiera como un paquete con Machu Picchu pronto tendrá el limitante del tope de visitantes diarios que soporta como carga el principal destino turístico del Perú.
Choquequirao debería venderse conjuntamente con otros atractivos de las Regiones Apurímac, Ayacucho , Huancavelica e Ica para así formar un nuevo corredor turístico y por ende una posibilidad de incremento de la oferta turística y con ello dirigirse a nuevos segmentos de los principales países emisores.

Es preciso señalar también la disminución de visitantes en Kuelap, atractivo que creció apreciablemente pero que ya muestra signos de desaceleración. Sobre la Ruta Norte , afectada por los fenómenos naturales poco es lo que puede aportar, por el momento, al crecimiento del sector Turismo.

El sector Turismo requiere urgentemente el inicio de la ampliación del aeropuerto Jorge Chávez y que se confirme de una vez el inicio de las obras del aeropuerto de Chinchero, el mismo que recién se percibe con el movimiento de tierras pero en medio de serios cuestionamientos sobre su viabilidad técnica y el real impacto en la región.

PromPerú, Mincetur y el sector privado deberán acometer con urgencia una eficiente campaña de promoción del turismo de aventura en la región Ancash, afectada por los deshielos; dotar de las facilidades para recibir pasajeros de los cruceros (donde Chile es líder) y aprovechar las ventajas de tener una maravillosa Amazonia y ciudades con muchos atractivos como Lima, Arequipa y Trujillo.

Ya es tiempo que nuestra meta no sea solamente 7 millones de turistas por año, habida cuenta de las cifras que reciben México, Chile, Colombia, Brasil, República Dominicana, Argentina  y Panamá por citar países latinoamericanos.

No solo con rica comida vamos a enamorar a un cada vez más exigente turista.

FOTO: 3000KM.ES