Smiley face

Páginas

martes, 16 de mayo de 2017

DIVIERTIENDONOS EN EL CENTRO HISTORICO DE LIMA


En nuestro último post hicimos un recuento de los lugares de diversión a los que podíamos ir en algunos distritos de Lima. En esta ocasión visitamos el Centro Histórico para ir a algunos locales que a nuestra consideración podemos recomendar, tanto como para escuchar música, tomar una copa o comer un entremés o delicioso plato.
Dos primeros lugares en mecionar son el bar del Hotel Bolívar y el Bolivarcito en la Plaza San Martín, ambos especializados en cocteles en base a nuestro Pisco, ambos lugares con historia. 
Otros dos lugares recomendables, si desean comer y tomar una copa, son el restaurante Plaza San Martín (Nicolás de Piérola 942) y el café restaurant DOMINO (Nicolás de Piérola 977) especializado en platos de origen alemán o suizo.
En la propia Plaza San Martín, para aquellos que les gusta los conciertos de covers (consultar programación), el lugar a visitar es el YIELD (Nicolás de Piérola 923) o si desean ir a un bar con historia, el ZELA (Nicolás de Piérola 961 ) es la voz.
Otros dos bares que hoy ocupan casonas contiguas son el bar temático ESTADIO ((Jr. de la Unión 1047-1049) y el RINCON CERVECERO (Jr. de la Unión 1045 A), ambos con espaciosas salas y muy buenos servicios. Para partidos de fútbol importantes, no olvide de hacer su reserva.
Luego de un boom de locales de música que ya no existen como el Yakana, El Mirador y el Directorio, pocos quedan para recomendar en el circuito de la Lima de Noche. Uno de ellos que aún queda es el ETNIAS (Jr. de la Unión 1074) que ya está casi por terminar algunas refacciones para volver a abrir sus puertas.
Un bar que aún lucha por sobrevivir es el OLVIDATE BAR DE LIMA (Contumaza 951) cuyo administrador-propietario Fernando les atiende con mucha cordialidad en un ambiente pequeño pero muy acogedor. Muy buenos cocteles y cervezas artesanales.
Otros lugares con historia y con recientes mejoras para una mejor atención de sus clientes son el QUEIROLO (esquina de Camaná con Quilca), el tradicional bar Munich (Jr. de la Unión 1044 ) y sus solicitados salchipapas; el CORDANO (esquina de Ancash con Carabaya), el CARBONE (esquina de Huancavelica y Caylloma) y el clásico bar del HOTEL MAURY (Ucayali 201). Salvo el Queirolo y el Munich que atienden hasta pasada la medianoche, los otros solo atienden hasta pasadas  las 9 de la noche.
Uno de los pocos recomendables en las cercanías de la Plaza de Armas es EL 10 (Club de la Unión –Plaza de Armas) donde puede tomar un buen vino acompañando una generosa parrilla en un ambiente muy bueno.
Lamentablemente, a pesar de que hay muchos lugares disponibles en el circuito peatonal de Ucayali-Jirón Ica hay lugares que podemos recomendar salvo el MI TERCER LUGAR (Cailloma 482 ) que cuenta con una buena variedad de cervezas artesanales. Mención aparte, el Café San Antonio en el Urban Hall (esquina de Miró Quesada y Carabaya); el Café Santa Isabel y su clásico altillo (Carabaya 520) con las mejores butifarras del Centro Histórico y el Manhattan, ex café de la Bolsa (Miró Quesada 253).
Y ya saliendo del Centro Histórico, tenemos al afamado Kerobar del Hotel Sheraton en el Paseo de Héroes Navales y el PROVENCE BISTROT en el Real Plaza, locales 1056 y 1057 (comida peruana, francesa y mediterránea) así como dos locales en la Calle Héroes de Tarapacá 168  BRISAS DEL TITICACA (folclor) y en el 177, el KOKA KINTO BAR con espectáculos en vivo. Ambos locales entre la cuadra 1 y de 2 de la Avenida Brasil.


Finalmente, les invitamos a acompañarnos en nuestros TOURS DE DIVERSION en el Centro Histórico. Escríbanos al correo ecoreservas@ecoaventuravida.com y gustosos para absolverles cualquier duda o pedido.

jueves, 11 de mayo de 2017

DIVIERTETE EN LIMA (parte 1)

Divertirse es una de las tantas actividades que los seres humanos buscan hacer para compensar el duro quehacer de la vida diaria. La oferta es grande por eso hay que ver bien a dónde se va para estar cómodo y de acuerdo a nuestros gustos.

Este post no es una relación completa de lugares pero sí una selección de lugares a donde hemos ido y podemos dar fe del buen servicio, productos de calidad y ambientación acorde con lo que pagamos.

Lima es una ciudad grande así que nos centraremos en los distritos de Pueblo Libre y Magdalena del Mar, Miraflores, San Isidro y Barranco indicando lugares dirigidos a un consumidor a partir de 30 años, comprometiéndonos a ampliar nuestro post a otros lugares de Lima.
Empezamos nuestra salida nocturna en Pueblo Libre donde destacan el Bar Queirolo (San Martín 1090) con un amplio ambiente casual y otros más pequeños y menos ruidosos. Destacan sus chilcanos, pisco sours, butifarras y otras tapas criollas como el afamado cau cau, papa rellena o escabeche. Lo único malo es que atiende solo hasta las 23 horas.
Otro lugar pero solo para amantes de la música New Wave es el EXIT (Carlos de los Heros 243, Plaza Principal). Atención hasta las 3 de la mañana. Cervezas bien heladas y cocteles.
Un tercer lugar, más tranquilo que el Queirolo y que cuenta con tres salones es EL PISQUERITO (San Martín 1340). Recomendable si desea conversar sin tener que gritar. Ideal para los amantes del pisco.
Antes de irnos a otra zona, recomendamos muy especialmente el restaurante-café MEZZANINE (San Martín 484) en Magdalena del Mar, que tiene excelentes platos, piqueo, muy buen café y excelentes cocteles. Los fines de semana tiene música en vivo.

Luego de estar en el distrito de Los Libertadores, vamos a San Isidro al emblemático SUPERBA (Petit Thouars 2884) con sus clásicos apanados, cau cau, cervezas artesanales y vinos. Imperdible para encontrarse con la gente bohemia.
Otro lugar es LA BOTICA (Petit Thouars 3910) con sus piqueos criollos, cervezas bien heladas, vinos y cócteles. Un acogedor pero pequeño lugar por lo que tomen sus precauciones para ir temprano si desea tener asiento.  Y si desea algo más moderno visite el BARRIO (Las Begonias 419), tapas y tragos para un buen “after office”.
Otro clásico es el BAR INGLES del Hotel Country con precios razonables aunque usted no lo crea. Destacan sus piscos sours y chilcanos de pisco.
El único problema es que los lugares  con puerta a la calle en San Isidro atienden solo hasta las 11.00 pm.

En Miraflores la oferta es más amplia con música en vivo como en el COCODRILO VERDE (Francisco de Paula Camino 226) o en el Jazz Zone (La Paz 656, Pasaje El Suche). Consultar en ambos casos sobre su programación.
Para los amantes de un ambiente más moderno y con músico electrónica light, el roof del Hotel Radisson, en la esquina de 28 de Julio y Bajada Balta. Y si les gustan las cervezas artesanales, el Barbarian (Manuel Bonilla 108), precios medios, poca luz y siempre lleno de gente aunque un ambiente sin problemas (seguro) y otro el clásico CAÑAS Y TAPAS (Borgoño 149) con gran variedad de cervezas de diferentes marcas, buenos piqueos y más luz y menos bullicioso que el anterior.
Y si desean tomarse una copa y comer, el HAITI en el Ovalo de Miraflores con su clásico Lomo Saltado, uno de los mejores de Lima.
Si gusta música de moda, el O BAR  (Francisco de Paula Camino 298) o LA EMOLIENTERIA (Diagonal 598) con sus tragos con emoliente o emoliente “virgen” (sin alcohol).
Para los amantes de lo clásico, el TREFF (Benavides 571) piqueos y cervezas al estilo alemán.

Finalmente llegamos a Barranco y empezamos en el bar del HOTEL B (esquina de Sáenz Peña con San Martín), un lugar que no debe dejar de ir. Precios altos.
Luego ya yendo por San Martín, para gente que le gusta la bulla, EL AYAHUASCA (San Martín 130) con varias barras y muy buen ambiente. Para gente más tranquila, la POSADA DEL ANGEL 3 (San Martín 157) con un local ampliado y con su charm de siempre. A él, agréguenle los POSADA DEL ANGEL 1 (Pedro de Osma 164) y 2 ( Pedro de Osma cuadra 3), ambos locales más pequeños pero igual de acogedores.
Para los amantes de lo clásico EL JUANITO (Grau 270) con sus butifarras, sándwiches de aceitunas y queso así como sus chilcanos y cervezas. Ojo, aquellos poco tolerantes abstenerse. Otro clásico es la BODEGA PISELLI (28 de Julio 297), para bohemios de siempre.

Bares de estilo más moderno son  EL VICTORIA (Pedro de Osma 135) con amplias instalaciones y buena música; en este mismo estilo, el SANTOS en la entrada del Puente de los Suspiros y el ya convertido en el “point de moda”, EL GARITO BISTRO (28 de Julio 302) con un primer piso para quienes desean tomar y conversar y un segundo piso para incluso dar unos pasos de baile. Pregunten por Guille, un extraordinario anfitrión.
Y para los amantes de los espectáculos en vivo, LA NOCHE (esquina del boulevard y Bolognesi). Consulte su programación de espectáculos en su web.
Finalmente para los amantes de las cervezas artesanales, el BARRANCO BEER COMPANY (Grau 308), con una muy buena carta y buenos piqueos y la taberna estilo inglés WICKS BREWPUB (Pedro de Osma 210) que ofrece un agradable ambiente y cerveza de producción propia.
Y si desean un paseo organizado, “POKER DE LUGARES” (cuatro lugares al escoger), no dejen de hacer su reserva en nuestra web http://www.ecoaventuravida.com/wp/
O si lo hacen desde nuestra cuenta de Facebook tendrán un descuento especial.


 Fotos: Mezzanine, Hotel B y Juanito

miércoles, 3 de mayo de 2017

CENTRO HISTORICO, DE CAL Y DE ARENA

El pasado sábado volvimos a recorrer con unos canadienses las calles del Centro Histórico. Pocos cambios para bien y ello como producto de cierta inacción y poco interés en invertir o fomentar la inversión privada desde la Municipalidad de Lima Metropolitana.
Fuimos muy temprano y pudimos pasear por el Jirón de la Unión aún con pocos transeúntes. Constatamos con mucha pena como una casona en la llamada calle Boza estaba casi destruida por dos incendios, sin que nadie intente restaurarla. Al frente, en el 847 ni un letrero que señale que ahí existió alguna vez el célebre bar Morris y ni qué decir de la legendaria Galería Boza, hoy sumida en un abandono imperdonable.
Hoy, 2 de mayo,  en el diario El Comercio se publica una nota sobre el estado de abandono en que se encuentra la Casa Courret del afamado fotógrafo Eugenio Courret. Este célebre lugar donde se guardó gran parte de la historia en fotografías de Lima de mediados del siglo XIX y comienzos del XX hoy se encuentra en alquiler. Coincidimos con el autor de la nota para que en esta ocasión esta casona no sea sede de un local de comida rápida o una tienda de departamentos como lo son las antiguas Casa Welch y el célebre Palais Concert y sea más bien un Centro Cultural como lo son las casonas que ocupan los centros culturales de la Universidad Católica (Casa O Higgins) y el del Ministerio de Relaciones Exteriores, el Inca Garcilaso (Casona Aspíllaga).
Otros ejemplos de conservación que deben ser imitados son las Casonas Goyoneche (Banco de Crédito) y Aliaga (familia Aliaga). La primera solo sirve para eventos privados y la segunda puede ser visitada previo pago de treinta soles, lo que permite recorrer una muestra de lo que fue una construcción de las más antiguas construcciones del Centro Histórico.
En nuestro recorrido pudimos constatar que la empresa Arte Express sigue apostando por el Centro Histórico, con unas de cal y otras de arena. Avances en la casona que perteneció a la Cía de Seguros Popular y Porvenir (Zepita y Colmena) y escasos avances en la Casa Coca (Jr Carabaya), donde se preveía construir un hotel 5 estrellas.
A la par de su poco interés por promover la inversión privada para restaurar casonas y edificios de la Lima Monumental, la Municipalidad Metropolitana realizó una serie de cierres temporales de restaurantes, conocidos y poco conocidos, a fin de mejoraran sus instalaciones y sus normas de sanidad en el manejo de los ingredientes y procesamiento de los mismos. Ingratas sorpresas dieron lugar a airados reclamos de los consumidores. En buena hora que ello sucediera y haya obligado a centenarios locales como el Cordano a hacer una reingenería de procesos, lo que evidentemente redundará en beneficio de sus clientes.
También en el marco de otra campaña de fiscalización, varios locales de diversión han sido clausurados por no cumplir con normas de seguridad y de calidad. Esperemos que ello sea motivo para que tomen las medidas del caso, en provecho de los cientos de limeños que concurren los fines de semana al Centro de Lima.
Finalmente, otro ícono del Centro Histórico como es el Hotel Bolívar sigue sin esclarecer su propiedad y con ello su futuro. Ya es tiempo que un inversor que conozca de hotelería se haga cargo de él y lo transforme y con ello recobre su gloria pasada. No es posible que un lugar con tanta historia no sea más que un hotel de 3 estrellas.

Como ven pocas noticias positivas, mucho por hacer y con la esperanza de que Lima, de cara al Bicentenario, recobre su esplendor de los años 60s cuando la Avenida La Colmena y el Jirón de la Unión eran el centro de la vida comercial, social y gastronómica de Lima. 
Algunos pasos ya se dan con el funcionamiento del restaurante Plaza San Martín, la reapertura de El Estadio, en nuevo local de la calle Belén, y el restaurante EL 10 que funciona en el antiguo comedor del histórico Club de la Unión. Ojalá que sean ejemplos a seguir.

Visite nuestra web: http://www.ecoaventuravida.com/wp/